Una mano para sanar

Una técnica milenaria conocida como Sanación Pránica está cada vez más difundida en la provincia. Se basa en la utilización del prana o energía vital que es la que mantiene al cuerpo vivo, fortaleciéndolo y permitiéndole desarrollar todas sus actividades y mantener un óptimo estado de bienestar general.

 

 

La Sanación Pránica, una práctica terapéutica milenaria, llegó a San Juan y parece que para quedarse. Es que desde que comenzó en forma incipiente en el año 2011, ya cuenta con alrededor de 300 sanadores, muchos más seguidores, y por primera vez, mañana a las 10, se dictará un charla sobre esta terapia en el Hospital Marcial Quiroga para profesionales de la salud y público en general.

Claro está que como toda terapia alternativa tiene seguidores y detractores, pero la realidad indica que ya es practicada en más de 120 países por médicos y otros profesionales de la salud, que las combinan con sus tratamiento ortodoxos.

Mientras la medicina se encarga de tratar el cuerpo físico, la Sanación Pránica ó Pranic Healing de Master Choa Kok Sui (MCKS) trata el cuerpo energético. «Es una complementación fabulosa ya que ambos tratamientos dan un resultado extraordinario para el paciente. Este tipo de sanación no reemplaza bajo ningún punto de vista a la medicina, la complementa», indica Carlos Gordillo a cargo de Sanación Pránica Argentina en San Juan.

Esta entidad cuenta con lugar propio en calle Santiago del Estero 1074 Sur, donde se realizan los cursos para llegar a tener las herramientas necesarias para practicar la sanación, ya sea a nivel familiar o para beneficiar a terceros.

Por primera vez se produjo un acercamiento a una institución pública como es el Hospital Marcial Quiroga para dar el primer paso hacia la posibilidad de llevar esta práctica a quienes quieran recibir este tipo de ayuda. Además otras clínicas han manifestado su interés por esta técnica milenaria.

 

¿De qué se trata?

La Sanación Pránica sistematizada por MCKS es un sistema holístico para el cuidado de la salud, no está regido ni referenciado directamente con ninguna religión, se respetan todos los credos y razas. Actualmente es practicado por médicos, enfermeras, masajistas, acupunturistas, quiroprácticos, practicantes de shiatsu, y muchos otros dentro y fuera del campo de la salud en todo el mundo.

Esta técnica se enseña actualmente en la Universidad de Palermo como postgrado, en la Universidad de Rosario como extensión y en la Fundación Fleni.

«La Sanación Pránica utiliza las leyes naturales y el prana para facilitar y acelerar el proceso de autorecuperación de los organismos vivos -también plantas y animales-. La técnica actúa sobre el aura o cuerpo etérico y sus centros energéticos, facilitando los procesos de limpieza de las energías enfermas o sucias y canalizando energía sana», explica Gordillo, quien además cuenta que sólo el año pasado se formaron 80 sanadores en San Juan.

El arte y ciencia de la Sanación Pránica, se basa en la utilización del prana o energía vital que es la que mantiene al cuerpo vivo, fortaleciéndolo y permitiéndole desarrollar todas sus actividades y mantener un óptimo estado de bienestar general. El desequilibrio energético se manifiesta como una dolencia o enfermedad.

Cuando el cuerpo está enfermo, la fuerza de vida y el campo energético del cuerpo están afectados. «Con Sanación Pránica podemos limpiar el aura y los chakras de la persona enferma haciendo que el cuerpo energético se recargue y fortalezca, reponiendo de esta manera la vitalidad del órgano, el cuerpo físico, emocional y mental según sea necesario», agrega Gordillo.

Un dato no menor es que no es necesario el contacto físico porque el practicante trabaja en el cuerpo energético, donde la dolencia aparece primero. El proceso de limpieza y energización es tan simple que puede ser fácilmente aprendido y practicado por cualquier persona, según indican los especialistas. Por ese motivo es que muchas personas aprenden la práctica sólo para ayudar a sus hijos, a su pareja o a los seres queridos más cercanos, siempre que haya consentimiento previo. Incluso se puede hacer como autosanación.

«A través de simples ejercicios, enseñados en el curso básico, se activan los centros de energía que hay en las palmas de las manos. Una vez activados se volverán sensibles para sentir las energías de otros y las propias. Se podrá explorar el campo energético o aura, para localizar bloqueos o fugas energéticas, y a través de la técnica, limpiar, energizar y revitalizar el área con nueva energía», relata el especialista.

Su desarrollo

Master Choa Kok Sui, de origen chino filipino, redescubrió las técnicas antiguas y, a través de una cuidadosa investigación en The Institute for Inner Studies en Manila, los desarrollo como una ciencia documentada.

The Institute for Inner Studies es un cuerpo de investigación especializado que está continuamente dedicado a impulsar investigaciones para la evolución. The World Pranic Healing Foundation fue fundada en 1990 para quitar el misterio de esta forma antigua de sanación y enseñarla a las personas comunes para beneficiar a toda la humanidad y el planeta.

«En San Juan, como en varias provincias, contamos con un Centro Autorizado, donde se impartes estas enseñanzas a través de charlas y cursos, de los cuales se entregan certificados con validez internacional. Se atienden pacientes con diferentes dolencias a nivel físico, emocional y mental. Se realizan jornadas demostrativas de la técnica y meditaciones los días lunes, miércoles y viernes», dice Gordillo.

 

Fuente: DiariodeCuyo

El Autor

Sanación Pránica Córdoba

No hay comentarios

Escribe un comentario